La perovskita, es un mineral o cristal sintetizado conocido como la nueva fuente energía del futuro, un material mucho más barato de obtener y emplear que el silicio, permite fabricar células solares muy eficientes y económicas, que permitirán reducir los costos de producción de la energía solar.  La idea de usar perovskita, que se basa en la misma estructura que un mineral que lleva el nombre del mineralogista ruso Lev Perovski, inicialmente no llegó a ninguna parte. Su estructura no se conocía muy bien y la industria ya se había atado al silicio por considerarlo el mejor material para convertir la luz solar en electricidad.
Las energías renovables, a pesar de ser sostenibles y ecológicas, tienen en contra su alto coste, porque la tecnología necesaria para su generación es cara, y los precios son muy superiores a los de los combustibles fósiles, por lo que no pueden competir con ellos. Sin embargo, esto podría cambiar en el caso de la energía solar gracias al uso de perovskita, un mineral del grupo IV de óxidos, mucho más barato de obtener y emplear que el silicio –el que se utiliza hasta ahora para elaborar células solares–, y que además es muy eficiente.

PEROVISKITA 1

Las ventajas de las células solares de perovskita se basan en que son muy fáciles y baratas de fabricar, y que su eficiencia es similar o superior a la de las que se utilizan ahora para elaborar paneles solares en lugar del silicio, podría hacer frente a estas dificultades y potenciar la producción de electricidad a partir de la luz solar.

 

Sin embargo, que la perovskita se convierta en la energía del futuro depende de algunas variables. Así, las células solares de silicio están bajando de precio, lo que podría desanimar a los inversores, que no desearían arriesgarse en el desarrollo de una nueva tecnología que al final no resultara competitiva. Y otro factor en su contra es que contiene una pequeña cantidad de plomo, que es tóxico, por lo que habrá que comprobar su grado de toxicidad, para que esto no resulte un obstáculo para su comercialización.

 

Se prevé que la Perovskitas, pueden mezclarse en soluciones líquidas y depositarse en una variedad de superficies, podrían tener un papel crucial en la expansión de las aplicaciones de energía solar con celdas tan eficientes como las que se fabrican actualmente con silicio. Una compañía británica apunta a tener una celda solar de perovskita de película delgada comercialmente disponible a fines de 2018.

Los retos aún persisten.  Los investigadores deben asegurarse de que el material permanezca estable en exteriores por mayores periodos de tiempo. Los métodos de pintura sobre el material en grandes superficies también deben se probadas ya que es difícil realizar un recubrimiento continuo, las Perovskitas aún no están listas.  Para que una tecnología pueda ser comercializada necesita estar certificada y el proceso de prueba puede tomar tiempo.

 

Ahora una nueva forma prometedora de fabricar células solares de alta eficiencia, convirtiéndose en el líder de las tecnologías de celdas solares de bajo costo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *